28 June 2011

Entrevista con Matt Ball (castellano)


(Enero 2010)

Matt Ball es el cofundador y director ejecutivo de Vegan Outreach.

1) ¿Desde cuándo has sido vegano y por qué te hiciste vegano?

Me hice vegetariano a fines de la década de los 80, bajo la influencia de mi primer compañero de habitación de la universidad, Fred. Me hice vegano uno o dos años después, cuando conocí a Mark, el primer vegano que conocí personalmente.

2) Muchos activistas por el veganismo, incluyendo Vegan Outreach, dicen que hacerse vegano o reducir el consumo de productos animales salva vidas directamente. ¿Es esto realmente verdad? ¿Acaso no son los subsidios los que mantienen arriba los números de animales faenados, incluso cuando la demanda baja?

Los subsidios pueden distorsionar las señales del mercado, pero no las pueden eliminar. Debido a los cambios en lo que la gente compra, hubo un incremento en el número de animales faenados por muchos años. De manera similar, recientemente ha habido una disminución de los animales terrestres faenados para alimentación en Estados Unidos, pese a los continuos subsidios. Ver, “Does being a vegetarian really save animals?”.

3) Vegan Outreach se enfoca en repartir volantes a estudiantes universitarios y estiman que alrededor de 1 a 3% de las personas que toman el volante hace un cambio en sus dietas. ¿Es posible aumentar este porcentaje enfocándonos en públicos diferentes y quizás más abiertos con material informativo más específico?

Hay un intercambio en costo y en ser específico. Podríamos, por ejemplo, entregar libros a todo color, con un alto índice de cambio, pero sólo podríamos costear una centésima parte de los números. O podríamos entregar muchos mas volantes en blanco y negro de una página, pero no tendrían el poder de motivar a la gente a cambiar de verdad.

Todo está sujeto a un análisis de costo beneficio. Por ejemplo, Vegan Outreach tienen un volante con una portada específica a la música para repartir en el Warped Tour este verano y también tenemos Even If You Like Meat y Compassionate Choices para repartir. Pero tenemos que darnos cuenta que no existe ningún mensaje mágico que conmueva a todas las personas. Tenemos que llegar a esas personas que están dispuestas a cambiar y darnos cuenta que sin importar el método, o el mensaje, éstas son sólo una fracción del total.

4) Las nuevas cifras muestran que alrededor de un 2% de la población de Estados Unidos consume una dieta vegana (sin contar la miel de abejas). Me imagino que éste es el mayor porcentaje en el mundo. ¿Es el trabajo de Vegan Outreach? ¿Qué tienen que hacer otros países para alcanzar estas cifras?

No sé si Estados Unidos tiene la cifra más alta, el Reino Unido puede que tenga un porcentaje mayor. Se que el trabajo de Vegan Outreach está cambiando mucha gente y este tipo de educación semilla es verdaderamente importante en el aumento del número de personas que eligen una dieta compasiva.

Estados Unidos puede dar un buen ejemplo de la importancia de cambiar el enfoque del activismo. Por muchos años, el enfoque estaba en las pieles y la vivisección y el número de animales que morían año a año se elevó desmesuradamente (el número de animales terrestres subió por muchos miles de millones). A principios de los años 90, Vegan Outreach comenzó a plantear que debíamos enfocarnos en el 99% de los animales que por lo general son ignorados, los que son faenados para comida. Hoy el vegetarianismo está creciendo y es común y la ganadería industrial es ampliamente desaprobada.

5) Creo que el programa Adopta una Universidad de Vegan Outreach es el único en su tipo en el mundo. ¿Tienen algún consejo para la gente que quiera comenzar algo similar en sus propios países? En muchos países no hay folletos a color gratuitos o baratos y la gente tiene miedo de estar desperdiciando dinero al gastar mucho imprimiendo folletos y volantes.

Muchos activistas no están conformes con los resultados que están obteniendo y tienen la inquietud de diferenciarse de lo que otros activistas están haciendo. Pero hay un dicho: Si quieres un resultado diferente, tienes que tratar de hacer algo diferente. Así que mi primer consejo es cuestionar la norma de las cosas, qué tipo de activismo es la “norma”. Un activista que ha trabajado mucho tiempo con nosotros escribió una vez:

Desde que me hice vegano en 1995, he distribuido decenas de miles de volantes de Vegan Outreach en una docena de estados (y sigo contando). Pese a que comencé a usar literatura de Vegan Outreach al comenzar mi activismo, seguía sintiendo que repartir volantes, en sí no era tan efectivo como protestar cada fin de semana. NO podría haber estado más equivocado, especialmente cuando miré la cantidad de tiempo que pasaba organizando protestas, llamando a activistas para que asistieran, haciendo pancartas, etc. Quizás sentía que debido a que había invertido tanto tiempo y esfuerzo, protestar tenía que ser más efectivo que simplemente entregar volantes en la calle por una o dos horas. ¡Afortunadamente Vegan Outreach continúa dirigiendo a los activistas en la dirección correcta!

Deberíamos mirar nuestras opciones en términos de retorno por peso gastado y hora trabajada, en vez de ir por lo que es más simple, más barato y/o más común. Siempre es necesario enfocarse en la base de reducir el sufrimiento lo más posible.

6) En mi experiencia, la mayoría de los veganos no son “activistas”. Muchos quizás piensan que promover el veganismo activamente sería un sacrificio extenuante y que al final no significaría un cambio. ¿Podría por favor comentar acerca de esto?

¡Sugeriría que lean las experiencias de los activistas y acerca de las vidas que van cambiando cada día!

Y que sólo miren las cifras: “La encuesta del 2009 de VRG estima que 3.4% de la población adulta de Estados Unidos son vegetarianos. Esto es un incremento del 2.3% del 2006. Si extrapolamos la población como un todo, esto indicaría más de 3,5 millones de nuevos vegetarianos entre las encuestas.”

7) Si su meta principal es reducir el consumo general de productos animales, ¿por qué no utilizan los argumentos de salud y medio ambiente, como por ejemplo la campaña “Lunes sin carne”? ¿No sería más efectivo? ¿Acaso la mayoría de la gente no se hace vegetariana por motivos de salud?

Nuestra meta principal no es reducir el consumo, es reducir el sufrimiento. Por muchas décadas, grupos y personas pensaban que podían engañar a la gente para lograr que tomaran decisiones compasivas. Pero el “argumento de la salud” y muchos argumentos medioambientales han llevado a la gente de comer unos pocos animales grandes, a comer muchos animales pequeños que son criados de manera intensiva, animales como los pollos. Esto ha llevado a mucho más sufrimiento.

Nos enfocamos en los animales porque ellos importan. Si vamos a reducir el sufrimiento de los animales, necesitamos reconocer y considerar su sufrimiento. El caso ético para el vegetarianismo es simple, directo e indisputable. Uno de nuestros miembros hace poco habló en una clase universitaria y nos informó:

Mi charla no fue lo que esperaban. Muchos dijeron que el argumento – reducir el sufrimiento animal- no tenía fallas ni puntos débiles, básicamente dejándolos sin preguntas de por qué uno no debería comer animales. Muchos de los estudiantes decidieron escribir acerca de eso, y estaban reevaluando lo que comen.

Hablamos más acerca de por qué tomamos el enfoque que tomamos acá.

8) En su activismo, por lo general, no mencionan “las bases del veganismo”: que sin importar CÓMO se produzcan los huevos, siempre habrá machos inservibles y sin importar CÓMO se produzcan los lácteos, siempre habrá preñez forzada y terneros machos que no pueden producir leche. ¿Por qué omiten esto?

En esta entrevista con Erik Marcus Jonathan Safran Foer expone dos puntos importantes:

1. Pedirle a la gente que dé el primer paso, en vez de promover el último paso.

2. Elegir la utilidad por sobre la meticulosidad

Éstos son los ejes del enfoque de Vegan Outreach: no justificar nuestras propias visiones o catalogar toda la crueldad, sino que crear un cambio lo más real posible en una sociedad donde comer la pierna de un pollo no es siquiera frecuentemente cuestionado. “Los derechos”, “el veganismo” y otras construcciones humanas son irrelevantes, todo lo que importa es reducir la mayor cantidad de sufrimiento posible. Sin embargo, esto no es algo de lo que me di cuenta inmediatamente.

9) ¿Por qué no promueven los derechos animales directamente? ¿Acaso no es necesario para establecer un cambio permanente en la manera en la que nos relacionamos con los animales y también para evitar el sufrimiento de los animales en el futuro?

Buscamos alcanzar a tanta gente que no es vegana como sea posible en esta sociedad de hoy en día. Muy pocas personas pasan de comer carne a pensar en términos de derechos animales. Por otro lado, la gran mayoría se oponen a la crueldad con los animales independiente de su filosofía personal o religión.

Nuevamente, nuestro activismo no se trata de dar el último paso, se trata de dar el primer paso. Como saben la gente evoluciona con el tiempo y si podemos logar que den el primer paso, la Guía para comer sin crueldad (Guide to Cruelty-Free Eating) de Vegan Outreach y nuestro sitio web otorgan herramientas que ayudan a aprender y a tomar los siguientes pasos. De manera similar, las sociedades cambian con el tiempo y a su vez el mensaje de activismo óptimo, también. Pero ahora, pocas personas cambian cuando son expuestas a una filosofía completamente desconocida, si se compara con cuántas personas se conmueven cuando ven las realidades ocultas de la ganadería moderna.

10) En mi experiencia, promover el veganismo, por lo general, lleva a la gente sólo a volverse vegetariana. La gente elige sus propios pasos y su propio ritmo. ¿Por qué crees que es necesario decir que oponerse a la crueldad con los animales no es un “todo o nada”? Estoy seguro que muchos veganos creen que está mal decir que está “bien” “comer MENOS carne, huevos o lácteos”.

No es nuestro trabajo documentar todas las crueldades e injusticias del mundo. No nos toca decir qué es lo que está “bien” y qué es lo que no. No se trata de predicar o dictar una moral. No buscamos explicar o justificar nuestras visiones, o celebrar el veganismo.

Además, oponerse a la crueldad con los animales simplemente no es una “posición de todo o nada”. Nadie es perfecto, ningún vegano es puro. Todos provocan cierto grado de sufrimiento y nadie esta haciendo absolutamente todo lo posible para evitar o eliminar el sufrimiento.

No sólo es menos efectivo actuar como si existiera una respuesta absoluta o una dieta perfecta, si no que simplemente no es verdad.

Como lo indicas, la gente evoluciona con el tiempo. Nuestro propósito es empezar ese cambio, no presentar el caso más completo de nuestras visiones personales. Nosotros no somos el objetivo – el mayor cambio para los animales es lo que importa. La clave es reconocer que sólo las personas que comen carne están en posición de salvar a los animales de los horrores de las granjas industriales, así que lo que importa son sus sentimientos y sus posturas.

Los activistas de Vegan Outreach personalmente han lidiado con muchas centenas de miles de personas en diferentes situaciones y consistentemente informan que la gente ha tenido reacciones espontáneas a la palabra “vegano”, Por ejemplo “Yo nunca podría ser vegana” o “conozco una persona que es vegana y es una fanática”. Así se cierran a considerar el mensaje y generar algún cambio.

Bruce Friedrich, es mi coautor de The Animals Activist’s Handbook, vicepresidente de PETA, y ha interactuado personalmente con literalmente miles de personas (y muy probablemente ha tenido más conversaciones cara a cara acerca de problemas animales que cualquier otra persona en Estados Unidos). Escribió recientemente:

Yo de verdad creo que usar la palabra “vegano” (excepto quizás con la gente joven) puede que sea contraproducente en la ayuda a los animales, comparado con la palabra “vegetariano”. Como especie, somos muy propensos a ver las cosas como un “todo o nada” y no sé cuántas veces he tenido discusiones con personas que descartan hacer cualquier cambio porque creen que no podrían ser veganos.

Por eso es que ya no uso mis poleras “Pregúntame por qué soy vegano” – uso las vegetarianas, y las conversaciones han MEJORADO ENORMEMENTE. Donde la gente se ponía hablar de lo que significa ser vegano y lo difícil que es dejar los lácteos (lo que salva 1/10 de un animal al año), ahora hablan de pescado y pollo (salvando muchas docenas de animales al año). Escuchaba historias de veganos enojados y severos; ahora escucho historias de hijas y primos que son vegetarianos.

Éstas son anécdotas, no teorías – esto es del mundo real y es ABRUMADOR. Por una gran ventaja, mucha más gente ha respondido a mi polera y se ha acercado a hacer preguntas ahora. Antes, generalmente hablaba acerca de qué significa ser vegano y de los horrores de los lácteos (no es malo, pero por supuesto, no es tan valioso en términos de ayudar animales). Ahora, por lo general, la gente me dice en la base de la conversación que se harán vegetarianos.

Mi gran experiencia muestra que la palabra vegano asusta a muchas personas, pero la palabra vegetariano les interesa (también vemos esto de manera abrumadora cuando entregamos volantes – la gente quiere información acerca de vegetarianismo mucho más que de veganismo). Irónicamente, apuesto a que muchos menos veganos resultan de usar la palabra vegano, ya que muchos vegetarianos se hacen veganos, una vez que ven lo fácil que es y comienzan el camino a comer de manera compasiva.

Vegan Outreach se enfoca en los resultados. No la teoría, o decir qué está mal, o qué palabras prefieren los filósofos, sino lo que muestra la experiencia, lo que los psicólogos y gente de marketing han demostrado que funciona. La base es simple – más cambio, menos animales sufren.

deutsch

castellano